Una Fiesta con Historia y mucho sabor en Dolores

Una Fiesta con Historia y mucho sabor en Dolores

| 10:08 pm
0 5134

La Fiesta de la Torta Argentina se celebra el próximo 25 de mayo en Dolores, ciudad que crece con sus apasionantes Fiestas Populares…

842d50210406443f0dbedbe6d6334dacNo te lo pierdas, el próximo feriado nacional, el lunes 25 de mayo, por el aniversario 205 del nacimiento de la Patria, hay una gran Fiesta tradicional en Dolores…

Hacemos un poco de Historia…

La elaboración de la Torta Argentina, se remonta a fines del siglo XIX y tuvo como escenario el Dolores de antaño. Vivían aquí dos mulatas originarias de Uruguay, una de ellas con un hijo, dedicadas a realizar trabajos de planchado y cocina. Eran especialistas en masa de hojaldre y repostería. Vivían en el «Rancho de Ramos», de la calle Mendiola entre Olavarría y Necochea, aún conservado, donde se realizaban reuniones y tertulias de época.

Para unas Fiestas Patrias de 25 de Mayo, realizaron la original Torta Argentina, con moldes redondos hechos de aluminio. Consistía en capas muy finas -25 por la fecha Patria-, untadas con dulce de frutas. Vendían su producción artesanal en porciones, por las calles de la ciudad, portándolas con gracia y elegancia en canastos sobre sus cabezas, de cabellos azabache, recogidos bien tirantes.

Entre las casas particulares que trabajaban, se encontraban las de las tradicionales familias de Martínez-Requejo y la de Espil-Letche. Las dos transmitieron a través de generaciones la receta que aprendieron de las cocineras mulatas.

La familia Espil continuó fabricando la Torta Argentina en su panadería e incorporó el dulce de leche como aderezo. “Panificación Mecánica Espil Hnos.” de la calle San Martín 129, recibió en 1917 el Primer Premio en la Exposición del Trabajo en Milán.

La familia Martínez que también había recibido el legado de la receta original de sus especialistas creadoras, la transmitió dentro de su seno, y fue Kirki, excelente especialista en todas las ramas culinarias, hija del matrimonio Martínez-Tamagno, quien la difundió en los años 70 en los cursos de Cocina Profesional de la Escuela Juan Vucetich, que ella misma dictaba.

Los moldes los realizaban especialmente maestros zingueros. Es así que hoy, gracias a la generosidad de las familias que recibieron la receta, y la transmitieron entre nosotros, continuamos disfrutando de este manjar dolorense no solo en nuestra ciudad, sino que ya conocido a nivel nacional e internacional.

 

 

NO COMMENTS

Leave a Reply