Río Negro: otorgan carácter de fiesta provincial a “La pasión del Maruchito”

Río Negro: otorgan carácter de fiesta provincial a “La pasión del Maruchito”

| 1:05 pm
0 81

La Legislatura de la Provincia de Río Negro sancionó la ley que otorga carácter de fiesta provincial a “La Pasión del Maruchito, Festival Provincial del Arte y la Cultura Patagónica”, que se lleva a cabo durante el mes de octubre en la ermita del Maruchito, ubicada en bajada colorada dentro de la jurisdicción de la localidad de Aguada Guzmán.

Dicho festival nació en 2019, conmemorando los 100 años del nacimiento del mito. La Pasión del Maruchito es un homenaje que el IUPA (Instituto Universitario Patagónico de Artes) se propuso realizar a aquel niño, Pedrito Farías, quien murió trágicamente en 1919 por su pasión por tocar la guitarra. Esa guitarra que, según dicen los pobladores, se escucha entre los montes allá en Aguada Guzmán.

Según detalla el escrito, desde 1995 la comunidad de Aguada Guzmán, junto a la Parroquia Cristo Resucitado, realiza una ceremonia con una procesión que simboliza el peregrinar de “El Maruchito”. Dicha celebración se realiza cada año el último fin de semana de octubre. En el año 2019, el IUPA se sumó con la propuesta de realizar un festival en el que se rinda tributo en consonancia con la celebración mencionada. Así nació “La Pasión del Maruchito”, festival del arte y la cultura patagónica bajo la premisa de que la Universidad de Artes de la Provincia se involucre en este hecho con el fin de garantizar, a través de sus programas de extensión e instrumentos musicales, el acceso a una educación artística a todos los niños, jóvenes y adultos.

Asimismo, en consonancia con las escuelas primarias de la zona, se promueve la realización de actividades en las que se destaquen los derechos de los niños, con el fin de poner en evidencia que aquellos niños peones, denominados maruchos, atravesaban su infancia en condiciones de explotación infantil.

Junto al camino de Barda Colorada y a una legua escasa de Aguada Guzmán, en el kilómetro 80 de la ruta provincial N° 74 (registros de Vialidad Rionegrina) se encuentra una pequeña capilla donde descansan los restos de «El Maruchito«, considerado «protector de los caminos y de los derechos de los niños». El lugar está cubierto de placas, testimonios y otros elementos que son muestra de la fe y devoción popular, donde la guitarra es la principal protagonista.

Pedro Farías era un niño cuando murió de dos puñaladas por querer tocar la guitarra en un campamento de carretas en la Línea Sur. El tiempo lo convirtió en un santo popular con miles de devotos que piden su protección en los caminos de la estepa patagónica.

NO COMMENTS

Leave a Reply